Jardín y maceta

Nuestros productos hechos a base de algas y microorganismos se aplican tanto en cultivos orgánicos como en convencionales y están también indicados para su uso en césped deportivo, jardines y macetas.

Contamos con importantes Casos de Éxito en distintos medios de cultivo, avalados por técnicos prescriptores y centros de investigación que nos confirman el aumento de la producción y una mejora sanitaria de la planta; todo ello conseguido de una forma sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

Cultivo con gran demanda de atención

Las plantas que desarrollamos en nuestros jardines son muy exigentes respecto a sus necesidades tanto hídricas como nutricionales. Este condicionante, sumado a que en muchos casos la climatología no favorece a una variedad determinada, hacen del jardín un cultivo con una gran demanda de atenciones.

La jardinería ocupa un lugar importante en el día a día de muchos hogares. Mantener en buenas condiciones nuestros jardines requiere gran esfuerzo, tiempo y dedicación.

Las plantas que desarrollamos en nuestros jardines son muy exigentes respecto a sus necesidades tanto hídricas como nutricionales.

Este condicionante, sumado a que en muchos casos la climatología no acompaña a una variedad determinada, hacen del jardín un cultivo con una gran demanda de atenciones.

Contar con unos productos innovadores como ficosterra-g® (Bokashi de algas) y ficosagro®, formulados con algas y microorganismos biológicamente activos, nos permite mejorar el entorno donde nuestras plantas son cultivadas, mejorando sus sistemas radiculares y su capacidad de obtención de nutrientes.

Esto repercute en un aumento considerable de la salud de nuestros jardines, haciéndolos lucir más intensamente, obteniendo plantas más sanas, de mayor vigorosidad y colores más vivos.